sábado, 18 de junio de 2011

La mujer solamente es mujer con el matrimonio.

La semana pasada asistí a una boda, en Palencia, que está en Castilla y León (España). Al finalizar la ceremonia el sacerdote dijo algo de lo que nunca me di cuenta hasta entonces. Dijo: <<Yo les declaro marido y mujer>>. ¿Cómo no me fijé antes? Cuando el varón se casa, se convierte en marido, pero continúa siendo, igual que antes del matrimonio, un hombre. Sin embargo, la mujer, no es mujer hasta que se casa. Al contraer matrimonio se la declara ¡mujer! Osea, que solo somos mujeres las mujeres si estamos emparejadas con un hombre. Solas, sin casar, no lo somos, para la Iglesia Católica. Además, no somos mujeres cualquiera. Somos mujeres del hombre con quien nos casamos. Además de convertirnos en mujeres al casarnos, también somos propiedad privada, que "debe llegar pura, limpia y virgen" -de ahí que a la mujer se la vista de blanco-. Otro ejemplo más de machismo en la Iglesia Católica y en el mundo.

4 comentarios:

misteriosa dijo...

Pues no había caído en la frasecita!!! Muy buena reflexión. La verdad es que yo no soporto todo el simbolismo que tiene un matrimonio, que no era más que una compra-venta de una mujer adornada con flores. Y no sé si en esa boda lo dijo, pero hay bodas en que el cura dice (más o menos):

- Al hombre: ¿Juras que serás un buen proveedor, trabajarás mucho, para que a la mujer y a los hijos no les falte de nada?

- A la mujer: ¿Serás la alegría de la casa, la guiadora de los hijos?

Más o menos, no es exactamente así lo que dice pero viene a dar a entender eso: hombre-trabajo-dinero, mujer-casa-hijos.

Saludos!

lamamadeunabruja dijo...

Y la mujer vestida de blanco inmaculado y puro (ahora alguna dice que no va de blanco sino de color hueso o nácar que no es más que blanco) va del brazo de su padre quien la entrega a su próximo dueño. Cuántas bodas has visto donde los dos novios acudan al altar de la mano como dos iguales???

Rowina dijo...

Tenés razón, lamamadeunabruja!! No me fijé en esto. Gracias por tu aportación y bienvenida al blog. Muak

Lulu dijo...

Hoy venia escuchando la radio y estaban discutiendo (en chiste) sobre si preferian decir "mi señora, "Mi esposa" o "mi mujer". Todxs lxs panelistas acordaron que lo mas bonito era decir o que las llamaran "mi mujer". Y ahi pensé que poco claro tenemos el sentido del lenguaje. Decir "mi mujer" suena a una declaración de propiedad sobre la integridad de mi persona, cosa que no pasa con los hombres al llamarlos de otra manera. Por otro lado, tendríamos que pensar en reemplazar el "mi", no? Digo, en las relaciones nadie debería ser dueñx.